TAILANDIA: BANGKOK

Como sabéis, he pasado mis vacaciones en Tailandia, y aunque aún no os había dado detalles de ello, no podía dejar de publicar un post al respecto. En realidad mi idea es publicar varios, ya que Tailandia es un país que da mucho de sí y me encantaría explicaros todo lo que he visto.

El primer día, (un poco aturdidos tras pasar la noche en el avión) llegamos a Bangkok, y fuimos a visitar el Gran  Palacio Real (del que ya os deje una foto de los diablillos que lo adornan). Este palacio se comenzó a construir en 1792 por orden del rey Rama I, quien quería trasladar la capital de Thonburi a Bangkok.

Fue la residencia real desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX, y a día de hoy sigue en uso  para ceremonias reales como coronaciones, funerales reales, matrimonios y banquetes de estado.Tengo que decir que  pese a lo maravilloso de la construcción no me maravilló en exceso, sobre todo porque estaba abarrotado de gente entre fieles que acuden a ver al buda esmeralda y turistas.

Gran Palacio Real Bangkok

Tras esta visita, fuimos a ver al buda de oro cuya curiosa historia es la siguiente. Este buda, que era de arcilla, en el trabajo de acondicionamiento de las orillas del río (hacia 1930) se ven obligados a destruir su templo, y ya que no pueden destruir al buda, lo trasladan a un templo menor  Wat Traimit (su lugar en la actualidad), en el que ni siquiera tiene cabida en su interior. En 1955, cuando se procede a la construcción de un nuevo edificio, al mover el buda se suelta uno de los cables y cae al  suelo. A consecuencia del impacto, uno de los monjes descubre a través de una grieta que algo brilla en su interior. Al retirar con cuidado toda la capa exterior descubren la que a día de hoy es la estatua de oro macizo más importante del mundo. Con un peso de 5.5 toneladas.

Al parecer, la estatua procede de Ayutthaya, y el motivo por el que se la cubrió de arcilla, fue evitar el expolio de los birmanos.

Buda de oro

Otra de las paradas obligatorias de Bangkok es la del Wat Pho, donde se encuentra el buda reclinado más grande de Bangkok, con sus 46 metros de largo y 15 de altura. La estatua esta recubierta por pan de oro, y la parte que más me gusto fueron los pies, que llevaban grabado  un intrincado diseño.

Para la noche, recomiendo una cena en barco a lo largo del rio Chao Phraya, que nos dará la oportunidad de degustar la comida típica tailandesa mientras admiramos la ciudad, todo ello amenizado con bailes típicos.

Cena en rio Chao Phraya

Por último imprescindible una copa en el Sirocco, una de las terrazas más altas de la ciudad, en la que disfrutar de impresionantes vistas en un ambiente muy cuidado y con música en directo.

Sirocco Bangkok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: